Follow by Email

jueves, 27 de mayo de 2010

Ayudemos a nuestros hijos contra la droga y el alcohol


Todos los padres se quejan y sufren por los problemas de adicción de sus hijos, pero en lugar de tomar determinaciones inteligentes y de apoyarlos, ignoran el problema y se resignan.

Es indudable que este tema nos toca y nos preocupa a la gran mayoría de los padres. Día a día tenemos la oportunidad de conocer acerca de las causas y las consecuencias de estos dos horribles flagelos que azotan a la humanidad.

Desafortunadamente muy pocas personas le dan la importancia que realmente se merece y solo nos interesamos cuando el mal nos toca directamente.
Pues bien, quiero centrarme especialmente en las causas, en el porqué se consume, y porqué se sigue consumiendo hasta convertirse en una adicción difícil de superar y llegando a consecuencias nefastas para quien lo consume, para sus familias y en general para la sociedad.

El alcohol es una sustancia que causa efectos tales como: alteración del estado de ánimo, relajación, fascinación ante los estímulos visuales, auditivos y sensoriales, cambios en la consciencia, cambios fisiológicos, desinhibición, perdida de la voluntad, etc. ; en otras palabras produce sobre los individuos que lo consumen, alteraciones y cambios en el sistema nervioso, bastante nocivas e irreversibles, afecta fisiológicamente a cualquier organismo y causa traumas psíquicos a la persona y por consiguiente a la sociedad.
“Pero” desde otro punto de vista, y con pleno conocimiento de sus efectos malignos, toleramos su consumo como si fuese algo normal; es indispensable en las fiestas y reuniones, en los paseos, en una charla con los amigos o de negocios, en algunas relaciones íntimas de pareja, en fin siempre habrá un buen motivo para consumir unas copas o mucho alcohol. Gran problema es la aceptación y la tolerancia social que por supuesto crean un círculo de presión para los padres en cuanto a las relaciones y la autoridad con sus hijos.
¿Por qué no puede el joven tomar unas copas después de cumplir con sus actividades?
¿Qué tiene de malo beber de manera controlada si así lo hicieron o lo hacen sus padres, sus familiares, sus amigos, la señora x, el político, el profesional?
Entonces hay que tolerarlo porque así nos lo plantea la órbita social, llena de engaños publicitarios, de ilusiones y comportamientos equívocos y de conceptos desviados.

Igual sucede en cuanto al consumo de drogas, con el agravante de que sus efectos y consecuencias son mas fuertes e irreversibles, que crean mayor dependencia y que además conducen a un deterioro mas rápido e implacable en las personas; sin omitir la relación tan marcada que existe entre el consumo del alcohol con el de las drogas, porque prácticamente se comienza por el alcohol , el cigarrillo y sucesivamente se pasa al consumo de narcóticos, anfetaminas, estimulantes, tranquilizantes, barbitúricos, alucinógenos, etc.

Ahora, queridos padres, es hora de tomar consciencia de lo que realmente sucede, no podemos tolerar y aceptar que nuestros hijos se destruyan, no podemos ser pasivos, neutros ante un peligro y un mal tan grave, es nuestra obligación como padres y como seres humanos proteger y sobre todo orientar a nuestros hijos; así como luchamos por ellos procurándoles todo nuestro amor y atención, cubriendo sus necesidades materiales de alimentación, vestido, salud, vivienda, etc.

Brindándoles educación académica y una gran supuesta formación, constituida por una serie de valores morales y religiosos, por la enseñanza de reglas y patrones de comportamiento social, por una serie de consejos y guías filosóficas sobre la vida, en base a nuestra propia experiencia; debemos tener el valor, la dignidad y la fortaleza de actuar contra ese enemigo oculto que los acecha. Ayer, hoy siempre nosotros somos los llamados a orientarlos, ellos son mas jóvenes, tenemos mas experiencia que ellos; conocemos lo que nos hizo daño, lo que daña a otras personas, lo que destruye al ser humano, pero permitimos que ellos se vean afectados bajo el manto de una resignación cobarde y cínica, buscando un falso equilibrio en nuestras relaciones con ellos.
Si se tratara de elegir, es mejor que nuestros hijos hoy se sientan presionados, coartados, manipulados, como ellos mismos lo denominan, pero todo en pro de sus desarrollo personal, en pro de su evolución, de una construcción sólida en todos los aspectos, para que sean personas útiles, independientes, productivas y finalmente felices, luego se sentirán satisfechos, agradecidos y orgullosos de aquellos que los orientamos y apoyamos en el momento que mas lo necesitaban.

No podemos dejarnos confundir por conceptos modernos y frágiles con respecto al libre desarrollo del pensamiento, a la libertad de expresión y de actuación, porque estos conceptos tienen otro significado cuando están apalancados por intereses equívocos. Debe pesar más la experiencia, la autoridad del conocimiento y la majestad de nuestro amor por ellos, que cualquier otra circunstancia.

La frecuencia ideal es la de la preparación para vivir un mejor futuro, para alcanzar todas las metas propuestas, la de lograr destacarse y ser reconocido por los seres queridos y la sociedad, la de crecer y fundamentarse poco a poco y sólidamente para poder ser realmente grande como persona y como individuo social.

Luchemos de verdad por nuestros hijos, brindémosles amor y tiempo,démosles buen ejemplo, pero sobre todo orientémoslos.

La falta de motivación durante la etapa de educación secundaria


Sencilla crítica e invitación a los padres, educadores y adultos en general ,a motivar y orientar a los niños y jóvenes durante la etapa de educación secundaria.

Es bien sabido por casi todas las personas que hemos tenido la oportunidad de recibir educación académica, que al iniciar nuestro proceso de aprendizaje metodológico, llámese preescolar o primaria, sentimos una gran motivación natural, somos como esponjas absorbiendo desesperadamente conocimientos, movidos por un afán de aprendizaje ante un universo inmenso y desconocido que nos abre sus puertas y nos crea progresivamente mas y mas inquietudes; paralelamente quienes nos rodean y en especial a quienes les interesamos, tratan por todos los medios posibles de enseñarnos, de enfocarnos hacia el futuro y de crearnos el ambiente propicio para que ese aprendizaje sea mejor. Cuando me refiero a “un interés natural” es porque prácticamente en esa etapa de la vida el esfuerzo por aprender es muy personal y la influencia de nuestros padres, educadores y demás personas se convierte es débil ante la primacía de nuestro interés propio. Así mejoramos nuestra capacidad de comunicación, buscamos y logramos nuevos objetivos y conseguimos el reconocimiento día a día del mundo que nos rodea.

Cabe anotar que al terminar el proceso de la primaria prácticamente hemos recibido las bases mas importantes para nuestra educación: lenguaje y escritura, operaciones matemáticas elementales y conceptos de cantidades y magnitudes, conocimientos sobre tiempo y espacio, reglas básicas de comportamiento y convivencia social, educación moral y religiosa, etc.
Cuando llega la etapa de la educación “Secundaria” ya tenemos unos conocimientos que parecen ser suficientes para sobrevivir, independientemente del respaldo y de la condición de vida que tengamos; esa etapa de preparación que representa el bachillerato o la secundaria, se convierte en un nuevo reto para nuestras vidas, vienen con este, la repetición y ampliación de muchos conceptos ya estudiados, la carga de deberes para con nuestros padres y educadores debiendo demostrarles que si estamos aprendiendo, un menú de conocimientos que aparentemente no necesitamos ni para el presente ni para el futuro, todo esto en contraste con otras necesidades que nos crean la edad, el desarrollo psicológico y social, las relaciones interpersonales, la diversión, los sentimientos y la búsqueda de reconocimiento.

¿A quien le interesa la historia, la geografía, las matemáticas, la gramática, la educación estética? ya tengo capacidad de comunicarme con las personas, ya puedo practicar y soy bueno en algunos deportes, puedo leer, escribir, cantar, bailar, en fin puedo desarrollar muchas actividades que todos me aplauden; encambio lo que logro en mis nuevas actividades del bachillerato no parece mejorar mi condición de vida, si soy bueno recibo la aceptación y una leve complacencia por parte de quienes me interesan, y si mi desempeño es regular o malo entonces todos muestran inconformidad, preocupación y hasta pueden actuar contra mi de manera represiva, pero yo que soy el mas interesado no puedo entender la importancia de este proceso educativo.

Creo que seria realmente importante para nuestros hijos, para todos los niños y jóvenes, que nosotros los adultos, quienes ya hemos superado de una u otra manera esta etapa de la vida, nos encargáramos de manejar muy conscientemente y con mucha responsabilidad la preparación y adaptación de ellos en cuanto a la transición de la primaria a la secundaria y el posterior paso a la educación superior.

Deberíamos orientarlos y motivarlos constantemente ante este nuevo reto mostrándoles el verdadero valor e importancia que tiene cada momento de la vida, creando en ellos un ambiente de atención e interés, ilustrándolos sobre los beneficios”no inmediatos” pero imprescindibles en la educación y en el proceso de desarrollo personal para que asuman con responsabilidad sus deberes y actúen en consciencia; no se trata de conseguir logros cuantitativos únicamente, no se trata de que apenas puedan sobrevivir ante esta responsabilidad para complacernos o librarse de represalias, ellos deben entender la importancia de recoger todos estos elementes que se les brindan para poder desarrollar bien y efectivamente todas sus facultades y alcanzar las metas que se propongan, para lo cual también debemos mostrarles, en base a nuestra experiencia, la necesidad de crear un plan de vida y de buscar siempre unos objetivos perseverando hasta alcanzarlos.

Hay que motivarlos, aplaudir sus logros, enaltecerlos, demostrarle que así se consigue aumentar el respeto y el reconocimiento familiar y social, crearles la necesidad del éxito y acompañarlos constantemente.
Todo lo bueno que hoy hagamos por nuestros hijos, serán gratos recuerdo para ellos y para nosotros en el futuro, y ellos procuraran brindarle aun mas a sus hijos.

Orientación universitaria sobre ética y desempeño profesional


Crítica a las instituciones universitarias por su afán desmedido en la búsqueda de intereses económicos y el desinterés por la educación ética y responsable.

Actualmente todas las instituciones universitarias realizan grandes esfuerzos por ampliar su cobertura educativa, hacen grandes inversiones económicas en sus instalaciones, amplían la oferta de pregrados, postgrados y especializaciones, aprovechan al máximo el tiempo ofreciendo diferentes alternativas horarias y algunas hasta reducen o cambian el pensum académico de algunas carreras. Esto debería ser un motivo de orgullo y de complacencia para la sociedad en la búsqueda de la preparación intelectual, científica y productiva de quienes la constituyen. Pero paradójicamente, esto toma otro significado ya que la finalidad misma de estos cambios es la consecución y el aumento de ingresos económicos por parte de las instituciones, olvidándose de la esencia y el valor real de la educación superior.

A esto no se escapan ni siquiera las universidades estatales, invadidas y saboteadas en su función social, educativa y formativa por factores e intereses ajenos a la educación, y mas bien encaminados a tendencias políticas y a fenómenos desestabilizadores; ni que decir de la creación de pequeñas e improvisadas instituciones llamadas universidades de garaje que solo sirven para ayudar a satisfacer la demanda educativa de una población en constante crecimiento.

No voy a descalificar a todas las universidades, ni a sus administradores, o a sus educadores, porque la realidad es que existen muy buenos centros universitarios con personas idóneas, capaces, responsables, éticas y con muchos deseos de cumplir con la noble tarea de preparar a las personas brindándoles la mejor educación y orientación profesional, pero desafortunadamente el factor común primordial en la función de muchas instituciones, es el del “beneficio económico” y el del cumplimento de unos parámetros educativos no muy exigentes.

Aun cuando muchas instituciones universitarias incluyen en su plan académico la “Ética” como una de sus materias, si evaluásemos el desempeño laboral y social entre la gran promoción de profesionales, buscando la existencia de principios y consciencia ética, tendríamos como resultado final una carencia casi absoluta de los mismos y una falta aterradora de consciencia profesional.

Los estudiantes universitarios no están recibiendo una preparación adecuada, no obtienen la suficiente orientación sobre su futuro desempeño como profesionales, no tienen una guía practica de proyección y aplicación de sus conocimientos, no asimilan la importancia de conocer los deberes humanos y sociales, el significado de pensar, actuar bien y con mucha responsabilidad; ellos solo reciben información académica en un proceso tedioso de aprendizaje en el cual deben superar dificultades personales propias de la sociedad universitaria y hasta inconvenientes con sus educadores generados por incompatibilidades, incluso lo mas importante es la superación de las metas cuantitativas correspondientes a cada asignatura para que así finalmente puedan graduarse y salir a engrosar el grupo de profesionales, en su mayoría mediocres, pudiendo esbozar un titulo universitario sin saber como desempeñarse profesionalmente y sin mas expectativas que la consecución de una oportunidad laboral que les ofrezca alguna estabilidad económica, muchas veces igualada o superada por actividades que no exigen ningún esfuerzo personal educativo.

Aquellos colombianos enemigos del orden


Una sociedad sin disciplina, sin responsabilidad y sin orden trae consigo consecuencias funestas para todos quienes la integran, imponiéndose el caos y la anarquía, quedando totalmente vulnerable a la acción de fuerzas oscuras…

Colombia mi país, el país de muchos, pueblo privilegiado por su gran variedad de riquezas y recursos naturales, conformado por personas buenas, fuertes, trabajadoras y emprendedoras, sin discriminación de razas ni religiones, constituido democráticamente como un estado en constante desarrollo, casi un paraíso terrenal; desafortunadamente azotado siempre por la violencia exterminadora y aterradora que no a dejado que los Colombianos consigamos la verdadera paz y podamos desarrollar todo nuestro potencial humano.

Dos fenómenos han golpeado muy fuertemente a nuestro pueblo: la violencia como consecuencia de las diferencias políticas entre godos y liberales, que azotó a nuestro país durante varias décadas, llegando aparentemente a su fin con la creación del Frente Nacional, un pacto entre los representantes de las fuerzas políticas del conflicto causado por ellos mismos, quienes se encargaron de sembrar el odio y la desestabilización social y moral entre la población con la finalidad de mantener el control y aprovechar sus recursos.

Y por otra parte la violencia contra el estado y contra el mismo pueblo, aparentemente la revolución, equívocamente celebrada y apoyada por una gran cantidad de personas que conforman la nación, personas utilizadas y engañadas que no entienden que la única finalidad de quienes promueven y ejecutan esta acción de violencia es la del “Poder” pero el poder malvado y el enriquecimiento para poder adueñarse de la nación.

Políticamente nuestro país puede catalogarse como un ejemplo de gobierno democrático, la constitución Colombiana además, garantiza la seguridad y los derechos de los nacionales y extranjeros, se destaca el reconocimiento de las instituciones y se denota la proyección de un constante ambiente de crecimiento y desarrollo en todos los niveles. Desafortunadamente el desarrollo intelectual, social y cultural de los Colombianos a sufrido una fuerte parálisis ante fenómenos tan fuertes tales como el del “narcotráfico”, este produjo cambios nocivos e irreversibles en la voluntad y en la conciencia de nuestro pueblo, especialmente en la juventud, desalentó y traumatizó nuestro lento proceso evolutivo como comunidad, afectando la parte moral y creándonos falsas expectativas de vida, agotando cualquier vestigio de solidaridad, de equidad y de patriotismo entre los Colombianos. Nosotros solo pensamos en nuestros propios intereses, nadie apoya a nadie ni se interesa por el general de las personas, únicamente por un pequeño circulo familiar y social.

Cuando en un pueblo, o en una sociedad, sus miembros actúan únicamente en beneficio propio y dirigen sus esfuerzos solo hacia la supervivencia individual, los resultados denotan claramente el caos, la descomposición social y moral, la anarquía, la decadencia, la falta de desarrollo, la pobreza, el fracaso.
Esto es lo que aprovechan los enemigos de la paz, para ellos es conveniente mantener a la gente en conflicto entre ellos mismo y con sus gobernantes, mantener la polarización, la inestabilidad incluso psicológica, el afán y la necesidad por los intereses personales e individuales y la actitud de negación y desconocimiento de la autoridad, del orden, de la institucionalidad y del liderazgo bien encaminado.
Ahora, hay que destacar que en este momento nuestro país cuenta con un líder político que llegó en función de atacar la corrupción, de cambiar el manejo hipócrita y amañado que le daban anteriores gobernantes a las instituciones, un líder que no acepta ni permite pactos ni amanguales para ejecutar acciones que afecten a los Colombianos. Llego atacando y desactivando tantos males que nos han afectado y peor que han sido siempre reconocidos y tolerados tanto por los gobernantes como por los gobernados, sin que nadie se atreviera nunca a tomar acciones para beneficio general, sino que cada uno pensando en sus intereses personales, unos robando y desangrando, otros pescando en río revuelto y otros conformes como corderos.

Este líder llego con ánimo, con fuerza, tratando de reactivar en los Colombianos la conciencia del bien, del trabajo, del progreso paso a paso, de la construcción de un futuro en terrenos sólidos; pero también llego exigiéndonos a todos un aporte, en base a responsabilidad, un poco de sacrificio, un cambio disciplinario y sobre todo un cambio de conciencia para no seguir viviendo en la individualidad y para que juntos podamos luchar decididamente contra los enemigos de la Patria. Pero nosotros no queremos aceptar esos cambios, no queremos aportar cuotas de sacrificio, estamos acostumbrados a sobrevivir en el caos y en el desorden, ese nuevo panorama lleno de imposiciones y reglas solo nos conduce a la privación de los beneficios inmediatos y afecta nuestra “Libertad’.

Es allí donde intervienen los enemigos de la patria, aquellos que ya hoy no tienen participación en el botín del estado, aquellos que perdieron su poder e influencias, los que ven en la nueva administración un obstáculo insuperable para crear nuevas estrategias de poder y aprovechamiento de los recursos del país; entonces no encuentran otro camino que el de atacar, desestabilizar a la nación, torpedeando y saboteando la función política real legitimada por el pueblo, estos enemigos atacan desde las montañas, desde la selva, desde sus privilegiados puestos en el congreso de la republica o en los medios de comunicación, en instituciones educativas y culturales, etc.

La acción de la policía en Bogotá


El problema de la delincuencia en la ciudad de Bogotá, la aceptación y pasividad de sus habitantes ante esta situación y la pobre e irresponsable participacion de la policía como autoridad.
Bogotá es una de la urbes mas grandes e importantes de Latinoamérica, con una alta densidad poblacional, invadida por vehículos y personas en todas sus áreas y con el grave problema de la desmesurada y acelerada ocupación por parte de habitantes venidos de otras regiones, ya sea por causa del desplazamiento forzado o en la búsqueda de trabajo y estabilidad económica.


Contrariamente a lo que se cree y se promociona, Bogotá D.C. no solo es aquella bella metrópolis con una bellísima y gran infraestructura, repleta de grandes obras arquitectónicas, sede de las mas importantes instituciones económicas y gubernamentales, vías, universidades, museos y espacios culturales, centros hospitalarios, parques, etc. En contraste la ciudad presenta un crecimiento invasivo con construcciones de muy bajo nivel sociocultural y económico, tanto en el interior de la ciudad como en toda la periferia, lo cual se convierte en una de las principales causas de desorden, de desempleo, hambre e inseguridad.

Todos los días suceden cosas que atemorizan a los ciudadanos, es lógico que esto sucede en cualquier ciudad tan grande y superpoblada, pero se supone que dentro de su desarrollo y organización cuenta con los elementos necesarios para mantener el control sobre estos fenómenos y para mantener la seguridad, por y para lo cual existe La “Policía Nacional de Colombia”.
No puedo dar cifra, porque no conozco el numero de policías con que cuenta la ciudad, a manera de broma y de exageración podríamos decir que hay un policía por cada ciudadano, los hay por todas partes, con excelente armamento, vehículos y equipos sofisticados de comunicación y vigilancia, inclusive aquí esta la Escuela General Santander para la formación policial.
Hay que destacar a los oficiales de alto rango, no podemos quejarnos son excelentes, personas de muy buen nivel cultural, con gran preparación académica, entregados por completo a su labor y a la institución orgullosos del papel que cumplen ante la sociedad.

Los resultados del trabajo policial en las altas esferas delincuenciales pueden catalogarse como satisfactorios, ejercen bastante control, logran capturas cinematográficas, tienen un buen cuerpo investigativo, realizan bastantes campañas preventivas y educativas y crean un ambiente de seguridad en cierto nivel social; pero en las calles, en los barrios, en las zonas comerciales populares y en la periferia de la ciudad, el nivel de seguridad es mínimo por no decir que nulo. El problema no es la delincuencia en si, el problema es la falta de ética, de consciencia y de responsabilidad por parte de los elementos encargados de la seguridad.

La gente teme hablar de esto porque realmente no parece tener solución, si se quiere acusar a los policías ante la misma institución entonces la respuesta por parte de quienes recepcionan estas acusaciones es la defensa y la justificación de las acciones de los acusados, los medios de comunicación también lo intentan con denuncias publicas sobre atropellos, omisiones, negligencia y en muchos casos participación delictiva directa por parte de los policías, pero siempre encuentran la justificación y la salida o en ultimo caso los superiores se refieren a errores humanos por parte de uno o varios individuos que actúan bajo su criterio y que por lo tanto esto no compromete de ninguna manera a al institución, abandonando totalmente la responsabilidad por la actuación de sus operativos.

La ciudad esta invadida de ladrones callejeros, raponeros, atracadores con armas blancas y con armas de fuego, cosquilleros(gente esculcando los bolsillos de los demás),jaladores de carros, traperos(roban ropa en los almacenes), estafadores, indigentes por montones atemorizando y robando frente a todo el mundo, expendios de droga(lugares totalmente reconocidos y señalados por la ciudadanía), en fin muchos males que aquejan a la ciudad y que podrían ser controlados en gran manera si las personas responsables en este caso la policía, mas concretamente los patrulleros, algunos suboficiales y oficiales cumplieran con su labor a cabalidad, ética y responsabilidad.
Pero resulta que ellos son los mas beneficiados con esta situación, por que? Ellos cobran impuestos (extra legales por supuesto), hacen todo tipo de arreglos económicos con los delincuentes para que puedan actuar libremente, y además no se complican la vida y se hacen los de la vista gorda con la delincuencia de más bajo nivel incluso con un problema tan grave como el de la indigencia.

Esto que estoy relatando no es nuevo, todo el mundo lo sabe y a todos nos toca de alguna manera, los ciudadanos, las autoridades, los gobernantes, los medios de comunicación, todos los gremios y estamentos, etc. Pero sin embargo sigue igual, los alcaldes siempre hacen sus discurso acerca de la seguridad, organizan un show con la participación de altos oficiales de la policía los cuales acreditan una renovación y un cambio, exaltando inclusive la actitud amistosa y comprometida de los policías con la ciudadanía; no es verdad.

Espero que algún día esta situación cambie, que los ciudadanos podamos ver realmente en la policía a una institución que nos brinda protección y seguridad, que podamos sentir respeto y admiración y no temor (como sucede en muchos casos) por quienes la integran y por sus acciones.

La Iglesia Católica se está debilitando


Una de las instituciones religiosas más grandes y con más riqueza en el mundo se debilita paulatinamente gracias al rápido crecimiento y promoción de otras filosofías religiosas, pero además debido a una serie de errores “humanos” cometidos por muchos de sus miembros, los reperesentantes de Dios en la tierra.

Tengo entendido que en el mundo entero pese a la gran cantidad de iglesias, religiones, sectas y filosofías religiosas, la Iglesia Católica es una de las instituciones más ricas y con más seguidores, por lo menos en el continente Americano y en Europa.
Roma, mas exactamente el Vaticano, es considerado como un símbolo religioso para los católicos, allí se encuentra la más alta jerarquía y desde allí se generan las funciones administrativas más importantes y para todo el mundo.

Para quienes fuimos educados y formados como católicos, apostólicos y romanos; nos resulta bastante extraño y además difícil de aceptar la gran cantidad de nuevas tendencias y filosofías religiosas, con relatos, términos y versiones históricas muy diferentes a las que nos enseñaron. Esa enseñanza que recibimos desde niños y por siempre es supremamente difícil de sacar de nuestras mentes y de nuestro espíritu, creemos firmemente en todo o en casi todo lo que se nos enseño y si tenemos alguna duda simplemente lo ignoramos para no ir en contra de nuestra fe.

Desafortunadamente para todos como comunidad humana y en especial para la Iglesia Católica, actualmente se presenta una gran deserción de sus fieles, de sus seguidores , que toman rumbo hacia otras comunidades; es de anotar que esa situación no se debe únicamente a cambios culturales, antropológicos, filosóficos, sino a una gran cruzada de promoción comercial, a un espectacular y profesional trabajo de marketing, a una acometida fuerte y certera por parte de las otras comunidades, especialmente la iglesia cristiana, siendo tan fuertes y convincentes sus métodos que logran cambiar pensamientos y sentimientos tan radicales y tan íntimos como los religiosos.

Estas iglesias siempre han existido, con menos fuerza y aceptación entre la comunidad mundial, inclusive quienes conocen muy bien el tema dicen que los católicos son cristianos, al fin y al cabo todos siguen a Jesucristo, todos leen la Santa Biblia, pero siempre se destacan algunas diferentas muy marcadas entre uno y otro grupo.

Hasta hace algún tiempo la iglesia cristiana era considerada como una secta, como un grupo religioso menor, hasta se discriminaba a quienes participaban de estos grupos, hoy en día esta comunidad crece y crece desmesuradamente, ganando muchos adeptos, enriqueciendo rápidamente a muchos de sus lideres y llevando esperanzas de salvación a muchas personas que participan con verdadera fe, ayudando a la recuperación social y moral de muchos elementos casi perdidos y totalmente alejados, fomentando el amor, el respeto y la fe en Jesucristo.

Criticables son algunos de sus métodos de doctrina utilizando una mezcla de fe y dinero, la utilización del acoso constante y repetitivo, además de mucha publicidad como algunas de sus herramientas, el aprovechamiento de circunstancias criticas humanas para convencer a las personas mas vulnerables y necesitadas, gran estrategia psicológica fundamentada en el cambio y en la renovación.En cambio la Iglesia Católica va en decadencia, día a día pierde credibilidad, sus teorías, sus relatos, sus actuaciones históricas, su doctrina, se ven rebatidos atacados por modernas teorías concernientes a Jesucristo, la Virgen María, los pueblos judíos, egipcios, hebreos, los fenómenos físicos (como explicación a los milagros), las capacidades mentales del hombre (con respecto al poder de Jesucristo sobre los hombres), etc. Pero además siempre se hace mas notoria la poca participación y ayuda de la Iglesia Católica para con las personas, pues siempre se destaca su interés económico antes que su interés social, ante todo el mundo resalta su enorme y desproporcionada riqueza, su poder, su equivoca participación en las cuestiones políticas, los escándalos de sus representantes por comportamientos homosexuales o por aprovechamientos económicos, una cantidad de errores “ humanos” que desvirtúan las creencias de los fieles con respecto a los pastores de Dios

El gran sistema masivo de transporte Transmilenio


Algunas consideraciones sobre este medio de transporte, desde el punto de vista de un ciudadano usuario habitual del mismo, con inquietudes y reclamos que supongo que muchos de ustedes reconocen y otros tantos rechazan…

Como la mas esperada solución al problema del transporte masivo en la ciudad de Bogotá se inicio su operación en Diciembre del año 1998, durante la alcaldía del señor Enrique Peñalosa, quien se destacó en su mandato por la creación de ciclo rutas, mejoramiento de vías de comunicación e infraestructura de la ciudad y la promoción de Transmilenio.
Este sistema de transporte para muchos ha llenado todas las expectativas, para otros soluciona de manera tibia los problemas del transporte en esta urbe tan inmensa y para algunos otros se ha convertido en un gran dolor de cabeza y perjuicio para sus actividades.
Es así como en la utilización del sistema se puede ver y comprobar la rapidez y efectividad de cada una de las rutas trazadas a los diferentes destinos de la ciudad, por lo menos en lo que corresponde al tiempo desde que se toma el autobús hasta que se llega a la estación de destino, porque otra cosa es el tiempo de acceso mientras se compran los boletos y mientras se espera el bus apropiado para viajar, por que en muchos casos las personas no pueden abordar los vehículos por la gran densidad de pasajeros.

Entonces la solución se torna buena pero no optima ya que se muestra insuficiente, bastante insuficiente con el agravante de que los usuarios se ven casi obligados a utilizar el servicio que ellos ofrecen puesto que las demás alternativas de transporte se han visto totalmente afectadas, llámense buses y busetas urbanos, servicio de taxis y colectivos y transporte particular. La construcción de las vías del transporte masivo, redujo en mas de un 50% la capacidad de operación de los demás vehículos, las vías que tienen a su disposición son pocas y descuidadas en su mantenimiento, y el parque automotor de servicio publico tuvo que disminuir en un alto porcentaje; parece que todo funcionara únicamente a favor del monstruo de transporte masivo.

Para la construcción y desarrollo de transmilenio se contó con la ayuda ,inversión y compromiso del estado, del gobierno local(municipal) y de las compañías accionistas que lo conforman, como negocio es indudable que se convierte en una de las mejores empresas e inversiones para sus dueños, creo que mueve al día entre 1.200.000 a 1.500.000 pasajeros lo cual debe generar una utilidades fantásticas y de lo cual solo le corresponde al Distrito el 3% pese a todo el apoyo que este le ofrece; llegando al extremo de verse al sistema Transmilenio como el preferido por parte de las autoridades frente a las necesidades básicas y urgentes de los demás ciudadanos en lo que a movilización se refiere.

La empresa Transmilenio y sus autoridades administrativas han olvidado que una de las finalidades de su creación es ofrecer soluciones sociales a la ciudad, facilitar la movilización ofreciendo garantías de seguridad, eficiencia en tiempo y algo de comodidad.

Pero todos en la ciudad conocemos lo inseguro que este transporte, los ladrones, están por todas partes, camuflados entre los ciudadanos de bien y desarrollando sus actividades muchas veces con la complicidad de la misma ciudadanía y de algunos policías quienes supuestamente están encargados del control y vigilancia, además del papel incipiente y absurdo que cumplen unos jovencitos que prestan el servicio obligatorio denominados policías bachilleres, que no sirven ni para informar, ni para proteger, excepto algunos casos muy aislados en que algunos de estos jóvenes se han destacado por su solidaridad y responsabilidad.
Además la empresa cuenta con una cantidad de personas para la orientación e información a los usuarios, que tampoco cumplen con sus obligaciones. Se habla de cultura Transmilenio refiriéndose al comportamiento social y cultural de quienes utilizan el servicio, donde supuestamente se destacan el respeto, la solidaridad, el orden; pues es totalmente falso no hay campañas que conduzcan a las personas a un mejor comportamiento social y sigue primando la incultura y la anarquía.

Por ultimo , el sistema transmilenio ofrece a sus usuarios un servicio de alimentadores, que consiste en una flotilla de buses encargados de llevar o acercar a su destino(barrios y urbanizaciones) a las personas, ya que los buses articulados(principales ) solo llegan hasta los portales destacados en las vías arterias de la ciudad..
Este servicio de alimentadores es absolutamente mediocre, malo, desorganizado, no mantiene una frecuencia normal que cumpla con las expectativas de los pasajeros, los vehículos no tienen mantenimiento por supuesto están bastante acabados y la ciudadanía abusa utilizándolo de manera indebida perjudicando a los justos usuarios.

Creo que Transmilenio es una empresa que produce muchas utilidades para sus dueños y que debería preocuparse más por darle una buena administración, para que corresponda a la aceptación y utilización por parte de los ciudadanos en Bogota. Haciendo un llamado también a las autoridades correspondientes para que estén atentos al cumplimiento de las obligaciones por parte de la empresa para con sus usuarios.

Cultura ciudadana


Invitación a la reflexión y al cambio con el único objetivo de mejorar entre todos la convivencia en la sociedad.

Qué bueno es para cualquiera de nosotros brindar atención y respetar a nuestros semejantes, pero es aun mejor el hecho de ser bien correspondidos en nuestras buenas acciones.
Cuando ingresamos en una oficina, a un establecimiento de servicios públicos, a establecimientos comerciales, a cualquier medio de transporte, a sitios culturales, bancos, etc. Siempre, y aunque no lo manifestemos nos interesa encontrar un ambiente agradable lleno de tranquilidad y donde se nos respete, esperamos que todas aquellas personas que encontremos en nuestro camino se comporten con “cultura” y ellos a su vez esperan lo mismo de parte de los demás; es un sentimiento universal y además es una regla básica de comportamiento social que facilita y mejora la convivencia entre las personas.

Frases como: Buenos días – Como esta usted? – Bienvenidos – Puede ayudarme por favor? – A sus ordenes – Espere un momento por favor – Muchas gracias – Siga señora o señorita – En que puedo colaborarle, en fin estas y muchas mas, son frases o palabras que algunas veces hemos utilizado para comunicarnos y estoy seguro de que todos conocemos el resultado positivo al emplear este lenguaje, por otra parte esta la actitud hacia las personas, la tranquilidad, el buen tono de voz, la atención y respuesta, la responsabilidad, la colaboración y solidaridad, así como otras forma de actitud positiva que esperamos siempre encontrar entre los miembros de la sociedad, para obtener como resultado un ambiente de tolerancia, de tranquilidad, de productividad y efectividad y de paz interior.

Si todos aportásemos un poco haciendo el ejercicio cada día de “Dar para Recibir” viviríamos en un mundo maravilloso, o por lo menos evitaríamos gran cantidad de conflictos.
No podemos seguir viviendo en ese círculo vicioso de esperar la cortesía, la amabilidad, el interés, el entusiasmo y la buena energía por parte de otras personas cuando nuestra actitud es reservada y egoísta y en muchos casos grosera y agresiva.
Mejoremos por favor, aportémosle a los demás y así conseguiremos mejorar nuestras propias vidas, cambiemos la actitud negativa desarmando esa estructura rígida e impenetrable que creamos para protegernos de las personas y emprendamos una campaña (aunque es bastante dura) en la búsqueda de una tranquila y sana convivencia.


Tengamos en cuenta la importancia de educar a nuestros hijos en dirección al respeto, a la tolerancia, a socializar, a ser útiles; no confundamos la verdadera y valiosa dignidad con la grosería y la hostilidad, busquemos que nuestros hijos logren edificar una mejor sociedad.

No es muy difícil invitarlos a ser solidarios, bien educados, a que practiquen las reglas de urbanidad y que cultiven los buenos sentimientos y el amor hacia sus semejantes.

¿Qué pasa con los niños de hoy?


Todos amamos e idolatramos a nuestros hijos, especialmente en su niñez, y vemos reflejadas en ellos muchas esperanzas. Desafortunadamente, muchos dejamos de ser objetivos y sensatos en lo que a su formación se refiere…

Es asombroso para quienes hoy en día somos padres y abuelos los evidentes cambios sociales que se han dado en las ultimas cinco décadas, vamos a destacar el gran desarrollo psicológico, artístico, científico e intelectual de nuestros niños,” los niños de hoy”.
Sus capacidades resaltan a la vista de todos, si los comparamos con otras generaciones atrás, inclusive las nuestras, ellos son mas capaces, mas autónomos, mas activos, mas creativos, mas independientes y hasta mas atrevidos.

Los resultados se verán a futuro en el aporte que estas nuevas generaciones darán a la sociedad, excelentes profesionales, personas emprendedoras y eficientes, programados para progresar y hacer progresar al mundo.
Esto hipotéticamente hablando, porque las cosas pueden cambiar de rumbo, ya que estos niños que hoy gozan de tanta libertad y adolecen de orientación podrían equivocar su camino y confundir sus objetivos de vida, porque muchos de ellos no siguen el curso determinado por la experiencia hacia un desarrollo equilibrado, marcado por unos patrones de conducta, sino que actúan a su edad y con su inexperiencia a su libre albedrío.

No es que yo evoque o aplauda los métodos antiguos de educación y formación en donde predominaba la actitud violenta y represiva para forjarnos una conducta y mantener una disciplina que nos afianzara en la búsqueda de un excelente desarrollo personal, cargado de valores morales y sentimientos compartidos.
Pero la verdad es que hoy en día se maneja de manera excesiva la libertad y la autonomía de los niños, ellos necesitan orientación, formación, reglas, parámetros, deberes que cumplir; no solo podemos crearles consciencia de sus derechos, ellos deben conocer que los errores y las actitudes negativas conllevan a pérdidas, frustraciones, fracasos, castigos y situaciones traumáticas

No hay que maltratar a los niños, no hay que frustrar ni obstruir el progreso de sus impulsos, ni amainar sus ímpetus positivos en la búsqueda de sus desarrollo, no desaprovechemos sus desbordantes talentos, pero tampoco debemos permitir que actúen como si fuesen adultos, tampoco podemos tolerar sus malas conductas, sus actitudes groseras y desaprobantes con nuestra labor como padres; siempre hemos de enaltecerlos y manifestarles nuestra admiración por sus logros pero no debemos sobrevalorarlos engañándolos y engañándonos en la creencia de que son “superiores a los demás” sin fundamentos reales, sabiendo que el día mañana se encontraran frente a frente Con la realidad y deberán afrontarla a capa y espada en la búsqueda del éxito.

Es mejor que aprendan a conocerse de manera sensata par que así se preparen y puedan llegar llenos de fortalezas reales a su vida adulta.

Los secuestrados de las FARC


El grupo terrorista de las FARC en Colombia utiliza a las personas que tiene en su poder en calidad de secuestrados para manipular a muchas otras personas y ponerlas a su favor, al comportarse como grandes benefactores…

Suena irónico, como si estas personas les pertenecieran a estos bandidos, como si fuesen dueños de sus vidas y de las de sus familias, como si tuvieran el poder “Divino” para decidir sobre la situación de vida, la salud, la libertad y la integridad de aquellas personas que toman y arrancan de nuestra sociedad de manera atrevida y criminal, de manera indiscriminada sin importar si son o no parte del conflicto supuestamente político que están librando, toman policías, militares, civiles, de diferentes géneros, con distintas profesiones, edades, algunos con recursos económicos otros totalmente pobres pero que de todas maneras se convierten en fichas claves para su colección de herramientas de manipulación y de enriquecimiento que los fortalece en sus acciones delictivas.

Es histórica e impactante la criminalidad con la que actúan estos individuos en nuestro país, en contra de nuestros nacionales y en general de todo aquel que consideren botín de guerra.
Solo en unos muy pocos conflictos sórdidos y tenebrosos se había escuchado hablar de personas secuestradas durante 10 años o mas, utilizados como escudos humanos en los combates y como mercancía de intercambio en pretendidas sucias negociaciones políticas. En nuestro país ya están institucionalizadas estas practicas y podría decirse que son el pan nuestro de cada día.
Quienes lo ejecutan, no son más que un grupo grande y fortalecido de “Bandidos”, de criminales, de enemigos del pueblo y de las instituciones legales, que aprovechan su fuerza militar y su poder económico para diezmar y aterrorizar al país.

Lo único grave no es la existencia y la presencia de estos grupos en Colombia y en el mundo, lo terrible y lo imperdonable es el poder y el afianzamiento que han logrado al infiltrar las mas altas instituciones gubernamentales, políticas, educativas, culturales, económicas y sociales, gracias al apoyo, trabajo y colaboración de individuos muy reconocidos e importantes en el país y fuera de el, gracias a ellos las Farc son objeto de las mas dramáticas e inteligentes defensas por parte de muchos, objeto de los mas altos elogios, de muchas consideraciones, de la mas grande indulgencia por parte de civiles y autoridades, se le ha atribuido honores y se exige respeto y valoración para con ellos y sus acciones.

Todo repito gracias al trabajo constante de personajes activos y de importancia en la vida nacional y de otros extranjeros que ni siquiera conocen la verdad de lo que sucede al interior del país, personajes que se llenan la boca haciendo campañas estúpidas y equivocas, plantean tesis sobre quebrantamiento de derechos humanos sin identificar realmente quienes los quebrantan, hablan de comportamientos democráticos, e intentan enseñar cátedra política, actuando como intrusos en un medio que no conocen y en el que no deberían intervenir, mucho menos para desarrollar maquiavélicos planes o para ser utilizados como tontos útiles.

Los Colombianos no podemos ignorar ni desconocer a estas personas que afectan el rumbo de la verdadera paz del País, ellos militan para las Farc consciente o inconscientemente, trabajan a su favor desde el Senado de la Republica, desde la Cámara de Representantes, desde las altas Cortes, desde las Universidades, desde los medios de comunicación, desde las instituciones civiles y comerciales, desde las ONGs y hasta desde cargos importantísimos como la presidencia de otros países.
Todos ellos pretenden un único fin, crear y mantener un ambiente propicio y seguro para la supervivencia, el crecimiento y el desarrollo de las actividades criminales y atroces de los enemigos del país en la búsqueda del poder.

Actualmente por ejemplo, vuelve y juega la señora Piedad Córdoba, que en mi opinión no es mas que una traidora de la nación, a manipular los sentimientos de todos los Colombianos (afectados directos e indirectos) y de los extranjeros, en el juego cruel y morboso que involucra la entrega de algunos secuestrados, en donde lo que consiguen es poner a una gran parte de personas a su favor como si fuesen los héroes o los benefactores del pueblo, negando toda autoridad y capacidad de dirección al estado y a sus instituciones legales, enfrentándolo contra los sentimientos de las personas mas afectadas por las acciones terroristas, exponiendo al país a la perdida total de control interno e inclusive afectando su soberanía.
Esta señora al igual que muchos otros personajillos de la política, afectados por la disciplina de un gobierno sano y serio, tratan permanentemente de comprometer la autoridad y la capacidad del gobierno legal y reconocido por el pueblo, utilizando argucias y maniobras inteligentes confundiendo al mundo en cuanto al papel que cumple cada uno de involucrados en este conflicto.

Es claro que es el estado, en cabeza del presidente de la republica y todos sus colaboradores, y las fuerzas militares, son las instituciones legales, reales y validas, elegidas por el pueblo. Los secuestrados, al igual que todos nosotros los Colombianos, somos las victimas de este conflicto. Y quienes tienen a los secuestrados durante mas de 10 años, quienes asaltan y ponen bombas, quienes destierran a los campesinos de sus regiones, violan, matan, raptan a sus hijos son los guerrilleros.
Ahora no somos los malos los que apoyamos al gobierno y a las instituciones legales, considero que esta mal es apoyar a los bandidos y trabajar incansablemente para ellos aplaudiendo y enalteciendo sus acciones.

Los fumadores y la salud


Algunas reflexiones sobre el habito de fumar, sus consecuencias sociales y personales y el camino que deberia mos tomar para buscar una solucion a este mal…

No conozco la historia sobre el tabaco y los fumadores, no se que tan antiguo sea este mal que aqueja a la sociedad en general atacando de manera directa y contundente las salud de las personas, creando problemas sociales y familiares y convirtiéndose, aunque muchos no lo crean, en un puente o un camino para la iniciación en la juventud al consumo de otras sustancias perjudiciales.
Yo fumo cigarrillo, soy una de aquellas personas afectadas por ese sin numero de sustancias toxicas que van directamente a nuestro organismo diezmando cada vez mas nuestra salud y produciendo efectos irreversibles de deterioro.

Es vergonzoso reconocer que soy fumador y que soy consciente del mal que me estoy haciendo voluntariamente, desafortunadamente las adicciones nos afectan a las personas debido a muchos factores los cuales no pretendo debatir en este breve artículo.
Solo quiero participar a quienes lean estas humildes palabras, de la inquietud que me ocupa con respecto a este tema, se que hay muchas personas que se encuentran en las mismas circunstancias, que han tratado muchas veces de abandonar el habito de fumar pero luego vuelven a recaer, pero también se que muchos han sido testigos de que otras muchas personas han logrado superar su adicción.
¿Entonces esto que nos dice? Que no es imposible lograrlo, que todos y cada uno de nosotros podemos hacerlo. Ya me imagino lo que muchos pueden pensar: entonces porque no empieza por lograrlo quien escribe estas palabras, es como predicar y no actuar.

Pues la verdad a partir de este momento voy a intentarlo, voy a comprometerme y voy a lograrlo.
Creo que estoy pensando así y no debería ser, porque a raíz de unos diagnósticos médicos recientes parece que mi salud esta bastante deteriorada y concretamente la principal causa es el consumo del cigarrillo, creo que es equivocado esperar hasta estar enfermos para tomar la determinación de cuidar nuestra salud. Pero bueno, hay que actuar ya, hay que buscar soluciones.
Quiero dirigirme muy especialmente a aquellas personas que fuman, estoy seguro de que todos o casi todos en algún momento hemos intentado superar esta adicción, conocemos muchos métodos: comerciales, psicológicos, terapias, consejos, presión social, etc. Pero la verdad es que cada uno de nosotros sabe cual es la formula real y exitosa para lograrlo, para que podamos con gran voluntad tomar una decisión tan importante para nosotros y para los demás.

Invito a los fumadores, primero a respetar y considerar a las personas que no forman parte de este grupo de victimas o adictos al que pertenecemos tratando de no afectarlos con nuestra acción, y segundo a que hagamos un análisis y una profunda reflexión sobre nuestra salud, sobre la importancia de la misma en el desarrollo de nuestras vidas y sobre la actitud y las decisiones que debemos tomar en la búsqueda del bienestar propio y de nuestros seres queridos.

Contraer sida por vía sexual


No debemos olvidar que uno de los males más terribles que afectan a la humanidad en la actualidad es el sida. A pesar del esfuerzo y el trabajo de muchas personas para proteger a las demás, los únicos que podemos actuar para crear unas condiciones más seguras somos nosotros mismos…

El solo hecho de escuchar o leer la sigla sida nos causa una sensación de estupor, de miedo, nos golpea, nos hace pensar con tristeza en las personas afectadas por esta enfermedad, pero además nos hace sentir agradecimiento hacia Dios o para con la vida de que estamos libres y sanos de ese mal.
¿Usted esta seguro de que no es portador?
¿Usted esta seguro de que no esta infectado?
¿Cuando se realizo un examen clínico para determinarlo?
Quiero disculparme con ustedes por estas preguntas tan directas y tan terroríficas, no pretendo asustar ni afectar a nadie en su paz interior solo quiero tocar la consciencia de cada persona con respecto a este tema.

Hoy en día tenemos acceso a mucha información sobre esta enfermedad, se nos enseña sobre las formas de transmisión, los efectos y consecuencias de la enfermedad, los problemas que causa en la familia y en la sociedad, los diferentes métodos de tratamiento, los avances científicos en la búsqueda de la cura para la misma, etc. De lo que si estoy seguro es de que un porcentaje muy alto de la humanidad estamos enterados y convencidos de: primero, que la enfermedad es mortal, no hay salvación. Segundo, que cualquiera de nosotros puede contraer la enfermedad sin distingo de raza, de edad, de condición económica o social, etc.
Muchos de nosotros somos afortunados de no estar infectados en este momento, afortunados de que existen buenas personas haciendo campañas constantes de información y prevención contra este mal, afortunados de que la ciencia con el aporte de grandes personas avance a pasos agigantados en la búsqueda de soluciones de tratamiento y curación para esta y otras muchas graves enfermedades.
“Atención” pensemos en este momento en la desgracia de aquellos que si están enfermos, en la desgracia y el sufrimiento de sus familiares y seres queridos, en lo que puede significar estar condenado a muerte de manera anticipada pero además estar sometidos a la discriminación y al exilio social, creo que es una situación bastante fuerte y dolorosa.

Entonces reflexionemos, es hora de ser honestos con nuestras parejas, con nuestros hijos, padres, familia y con nosotros mismos; no podemos dejarnos dominar por nuestros instintos actuando con irresponsabilidad disfrutando indiscriminadamente y sin control de las delicias del sexo, abusando de nuestra suerte y aventurando nuestra salud y nuestra vida por llevar una vida promiscua sexualmente, este es el camino mas amplio y corto hacia la adquisición de la enfermedad, es ahí en este aspecto de la vida en donde mas necesitamos de nuestra voluntad , honestidad, valoración y consideración.

No son difíciles de seguir las recomendaciones que se nos hacen con respecto al tema sexual para prevenir el contagio del sida, pero tal ves la mas importante y la mas fácil de seguir es el manejo de relaciones sexuales sanas, serias y con compromiso, con parejas estables, disfrutando de relaciones buenas y seguras llenas de amor que a su vez son las mas satisfactorias.

Desempleo en Colombia: discriminación o inconsecuencia por parte de muchos empleadores


La discriminación laboral que afecta a las personas mayores de 35 años, debido a preferencias y prácticas irresponsables en la selección de personal…


El desempleo ha sido uno de los factores mas importantes que afecta el desarrollo económico y social de un país, por supuesto afecta todos los campos que mueven a la sociedad deteriorándolo y paralizándolo culturalmente, afecta la salud, la educación, la seguridad, la productividad, la moral y en general la calidad de vida de sus habitantes.
Desde que tengo uso de razón he escuchado hablar de desempleo en mi país, se mencionan índices que suben y bajan independientemente de la clase de gobierno en turno, dictados por los organismos competentes (creo que es el DANE en Colombia) cifras que no coinciden con la realidad de este problema para quienes lo vivimos de manera mas directa, para el pueblo.

Precisamente no quiero hablar de cifras ni de resultados políticos, quiero hablar concretamente de la repartición equitativa del empleo, de la oportunidad de trabajo para todos y de la limitación de oportunidades ante el crecimiento desmesurado de la población.

Empecemos por mencionar que para conseguir un empleo se hace necesaria la colaboración directa de alguien con influencia dentro de una institución, organización o empresa a la que pretendamos ingresar como trabajadores. El la gran mayoría de los casos no son suficientes ni las capacidades, ni la experiencia, ni la preparación, ni la dignidad de un historial correcto en la vida laboral, sino que se hace indispensable la influencia por parte de terceros que actúan como “recomendadores” (lo que llamamos palanca) para obtener la oportunidad de calificar ante una oferta de trabajo.
Esto tiene mucha relación con otro caso a mencionar, la edad productiva como consideración para la adjudicación de un empleo, se limita la aceptación por parte de los empleadores a aquellas personas que tengan mas de 35 años de edad, algo que considero discriminatorio y además bastante equivocado desde varios puntos de vista: La experiencia es un factor de vital importancia en el desarrollo de cualquier actividad para obtener los mejores resultados, en casos normales un ser humano es productivo y conserva la mayoría de sus capacidades físicas y mentales por lo menos hasta la edad 50 años y al contrario de desestimársele, debería reconocérsele el valor que acredita su experiencia laboral; pero aquí hay otro factor importante que parece que los empleadores no entienden o no toman en cuenta, ese individuo mayor de 35 años es casi seguro que conforma una familia y que tiene de 1 a 3 hijos a quienes respaldar económicamente, estos pueden ser niños estudiantes de primaria o secundaria como pueden ser también jóvenes en proceso universitario por los cuales tiene que velar este padre de familia.


Entonces predomina una gran indiferencia en cuanto a esta problemática y además se actúa con inequidad por parte de los empleadores, así pues la empresas prefieren brindar las oportunidades laborales a jóvenes que acreditan varios títulos universitarios (sin evaluar su calidad ética y profesional), jóvenes que ostentan muy buenas imágenes personales, jóvenes que no están comprometidos con obligaciones o cargas familiares, pero lo mas importante es que además cuentan con el factor influencia de terceros lo que rompe cualquier proceso electivo honesto y con objetividad.
No quiero decir que los jóvenes no tengan derecho al trabajo, por el contrario ellos son el futuro y el desarrollo de una nación, ellos tienen la fuerza y la vitalidad para emprender las mas arduas y difíciles tareas, ellos tienen latentes sus capacidades de aprendizaje y fortalecimiento además de muchos otros aspectos importantes como lo son sus metas, sus ganas de alcanzar el éxito, su tranquilidad espiritual, etc.

El problema radica en la falta de ética y responsabilidad que demuestran muchos de ellos, en la falta de compromiso moral y social, en la adopción de comportamientos egoístas con tendencia únicamente a la búsqueda del beneficio propio; además un alto porcentaje de jóvenes que obtienen muy buenos ingresos, no tienen obligaciones económicas familiares o no las asumen, en fin hay un sin numero de factores que descalifica a muchos de estos jóvenes para que tengan estos privilegios laborales.
Desafortunadamente y aunque parezca muy dura mi critica, todo esto se refleja no solo en la difícil situación económica y social del país sino también en el buen funcionamiento, en la productividad y en el desarrollo de muchas empresas e instituciones.

Quiero aclarar que pienso que tanto los jóvenes como la personas maduras tienen los mismos derechos al trabajo y al desarrollo personal y profesional, que el éxito que puedan alcanzar las personas debe ser relativo al esfuerzo, a la preparación y formación, a la ética, a la capacidad de enfrentar y de asumir responsabilidades, al aporte y participación familiar y social, etc. Y que aquellas personas que obran en representación de los empleadores, tomando decisiones de tanta importancia, deben actuar en consciencia, con ética, con responsabilidad, tomando decisiones sanas y equitativas pensando siempre en hacer lo mejor.

Prohibido fumar en establecimientos públicos y en recintos cerrados


Las autoridades municipales y la policía de Bogotá han incrementado las campañas y los operativos para dar cumplimiento a la norma que prohíbe fumar dentro de los establecimientos públicos…


Aunque la medida se adoptó desde hace ya bastante tiempo y está contemplada como una infracción al código de policía, solo hasta hace algo mas de un mes (por lo menos en la ciudad de Bogotá) se está desarrollando plenamente y de manera estricta, respaldada por amplios operativos por parte de la policía nacional y con la aplicación de sanciones fuertes a los establecimientos que permitan la infracción y a los infractores directamente.
Es un éxito que se anotan las autoridades policiales y municipales, pues estas si son acciones que favorecen y protegen a la ciudadanía.

Desafortunadamente existen muchas personas que dependen o dependían económicamente de la venta de cigarrillos de manera informal, rotando por los establecimientos públicos ofreciendo sus productos; los mismos establecimientos han tenido que suspender la venta directa de cigarrillos a sus clientes y la oferta de los mismos através de dispensadores de autoservicio.
Cabe anotar que esto afecta también a las grandes distribuidoras, puesto que el resultado final y además muy positivo es la disminución en el consumo.

Ciertamente es preocupante la situación de aquellas personas que se beneficiaban vendiendo cigarrillos directamente al cliente (al menudeo), pero me atrevo a decir, y sin querer plantear esto como una gran solución a su economía informal, que con sus capacidades y método de trabajo ellos pueden suplir este producto por otros que también son de gran consumo, aunque en el fondo este continúa siendo un grave problemas social de la ciudad (los vendedores ambulantes o informales) debido al factor desempleo a la inequidad en la distribución y la oportunidad de trabajo y a la cultura perezosa y desordenada de nuestra sociedad.
De todos modos lo que yo quiero resaltar y aplaudir es la medida que conduce a una considerable reducción del consumo del cigarrillo, de donde todos resultamos beneficiados en el aspecto mas importante que es la salud, en primer lugar los no fumadores o fumadores pasivos deben estar felices y tranquilos sabiendo que ahora si están protegidos sus derechos a este respecto, en segundo lugar los mismos fumadores forzosamente deben reducir su consumo limitándose únicamente a fumar en espacios abiertos y sintiéndose permanentemente controlados, lo que los convierte en potenciales “exadictos”, y por ultimo los padres de familia y en general la sociedad al contar con herramientas de control y de persuasión que ayudan a frenar en gran manera la proliferación de nuevos adictos jóvenes, todo esto avanzando através de una practica cultural orientada a la erradicación de este problema de salud publica.

Creo que a futuro los fumadores estamos en vía de extinción no solo por causa de la mortalidad y de las enfermedades que produce este mal sino también por la concientización social y las campañas en contra de este.
Quiero pedirles a los ciudadanos que acatemos las normas encaminadas a velar por la salud y el bienestar del conjunto de personas, de la sociedad, que tratemos de ayudar aquellos a quienes se les dificulta superar estas situaciones, que ofrezcamos todo nuestro respaldo a las autoridades para procurar el cumplimiento de estas medidas y que aplaudamos y celebremos las mismas

Abandonar la adicción a las drogas


Los adictos a las drogas no sólo necesitan permanecer internos y restringir el consumo o acogerse a comunidades fortalecidas en la fe para poder superar su tragedia de vida, ellos necesitan contar con el respaldo…

La drogadicción es uno de los peores flagelos que azota al mundo, es causa de problemas familiares y sociales, es la principal causa de la deserción educativa, incrementa la delincuencia, motiva el maltrato físico y psicológico dentro del núcleo familiar, reduce considerablemente las capacidades de las personas afectadas, pero lo peor son las consecuencias psicológicas y morales a largo plazo, ya que deterioran al ser humano arrastrándolo a hacia un abismo y alejándolo de la solución, minando su voluntad y obligándolo a asumir conductas negativas e irresponsables para sobrevivir.
La sociedad rechaza determinantemente a los drogadictos discriminándolos, castigándolos y en algunos casos ignorándolos, pese a que nadie está exento de verse afectado de manera directa o indirecta, así pues nos convertimos en jueces de nuestro prójimo desconociendo las causas y las circunstancias por las que otras personas pueden caer en estas conductas.

Tomemos concretamente el tema, el consumo de drogas afecta a las personas atacando directamente el sistema nervioso, estas sustancias llámense tranquilizantes, sedantes, narcóticos, estimulantes, barbitúricos, anfetaminas, cannabis, heroína, etc. Crean una fuerte dependencia psicológica y en muchos casos dependencia fisiológica, además reforzada por el efecto de factores sociales y por estados de predisposición moral y educativa.
El desarrollo de la adicción es progresivo y rápido haciéndose cada vez más difíciles el control de la voluntad y la toma de determinaciones conscientes para tratar de recuperarse por parte de los individuos afectados.
La ciencia por su parte através de sus profesionales y de las instituciones correspondientes, ofrece tratamientos especiales de desintoxicación, de control químico orgánico a los efectos de las drogas, terapias ocupacionales, terapias para recuperar los valores morales y la autoestima, terapias de socialización, enseñanza de oficios y labores manuales para que una vez recuperado el individuo pueda ser productivo, etc. En fin creo que son tratamientos muy completos que deberían tener como resultado la total recuperación de sus pacientes.
Desafortunadamente un alto porcentaje de las personas que se someten a estos tratamientos, apenas logran superar parcialmente su problema, quedando “curados” de su enfermedad pero “poseídos” por el demonio de las drogas, menciono esta palabra demonio, porque en muchos otros casos los individuos encuentran la solución a sus problemas con la ayuda de grupos de personas que aprovechan positivamente las creencias religiosas y la fe en Dios para convencerlos y salvarlos del camino equivocado, pero igualmente se convierten en soluciones parciales y tibias, ellos tienen que permanecer ligados a sus grupos, a sus rituales, a sus terapias durante toda la vida, porque siempre estará latente el riesgo de RECAER.

Quiero brindarles un concreto y humilde consejo en base a la experiencia con respecto a este tema, es imprescindible que el individuo se proponga abandonar e inicie la acción de abandonar el consumo de drogas, ya sea por voluntad propia, ayudado por su familia o amigos, o con la ayuda de una institución (este es el primer paso), pero tan importante como esto es la creación de un nuevo ambiente de vida, no podemos ni debemos conservar las mismas relaciones del pasado, ni los mismos espacios, ni las mismas costumbres familiares y sociales, ni los mismos amigos, ni la misma escuela o sitio de trabajo, etc. Esto no ayuda para nada en el proceso de abandono total y radical de la adicción.
La idea es dejar el pasado atrás , desligarse totalmente de este, ojalá se pudiera cambiar de amigos, de ciudad, de actividades económicas , educativas , culturales, por supuesto que no vamos a cambiar a la familia o aquellas personas que siempre estuvieron cerca brindando su apoyo y que además se encuentran totalmente alejadas de este mundo sórdido de las drogas.
Hay que ofrecerles nuevas alternativas de vida, aportarles ideas sobre nuevos caminos, invitarlos a volver a empezar, pero todo en base a una total libertad no bajo restricción, no en permanente desconfianza, ni mucho menos en la recriminación por los errores cometidos, el apoyo por parte de la familia es fundamental en la recuperación total de las personas que quieren abandonar las drogas.
Podría comparárseles con un niño, que necesita orientación, apoyo, estimulación, afecto, confianza y respeto para desarrollar todo su potencial humano, dar rienda suelta a su creatividad, exteriorizar sus aptitudes y fundamentar su nueva personalidad.
Lo que mas necesita es el perdón por parte de sus seres queridos, de aquellos a quienes afectó, a quienes en algún momento defraudó, necesita que ellos confíen en el, que crean y participen disfrutando de su renacer, de sus proyectos, dándole el valor que se merece por sus nuevas actuaciones por su nueva vida.
El no es un ser desvalido, no debe ser condenado por su pasado, tampoco quiere ser tratado como un ser especial, quiere amor, comprensión, quiere otra oportunidad como vos como yo.

El periodismo y su función social


El equilibrio y el correcto funcionamiento de las diferentes fuerzas que actúan en la sociedad contribuyen a la paz, a la estabilidad y el desarrollo de la misma. El periodismo es una de las principales herramientas con que cuenta la sociedad para este fin …

Una de las profesiones mas destacadas en estos tiempos es la del periodismo o comunicación social, su importancia es muy grande debido a la relación tan directa y constante que mantienen los comunicadores con el resto del mundo y en todas las áreas; su trabajo es de nunca acabar, todos los días y a cada momento sucede algo que contar, temas por investigar, opiniones, siempre estamos interesados sobre algunos temas específicos, pero en general siempre habrá noticias, análisis, informaciones económicas, políticas, educativas, culturales y muchas otras que han de impactar a una audiencia general.

Creo que en el mundo todas las personas de una u otra manera reciben información periodística todos los días ya sea por medio de la radio, de la televisión, de la Internet, de la prensa y medios escritos, los planteles educativos, o en último caso la comunicación verbal comunal.
Los comunicadores ejercen un trabajo de gran importancia social, no solo informan sino que analizan noticias y hechos trascendentales de la vida cotidiana, brindándonos alternativas de comprensión sobre estos hechos y ofreciéndonos diferentes puntos de vista para que podamos asimilar la información y aprovecharla.
Desafortunadamente esto se convierte en un arma de doble filo para la sociedad, porque a pesar de que esta profesión como todas las demás debe ser ejercida con un alto grado de responsabilidad y ética, y con una total “imparcialidad”, puesto que su finalidad básica es la de informar y explicar los hechos, todo enfocado hacia un interés general y no de algunos pocos, pues realmente “no existe tal imparcialidad”, muchos medios de comunicación en manos de sus periodistas, de sus directores y de sus propios accionistas, de alguna manera están interviniendo en las decisiones y en el pensamiento del pueblo, orientándolo hacia donde ellos quieren, participando activamente en funciones que no les corresponden como la política por ejemplo, manipulando a las masas a través de la información para afectar su propio criterio y sus pensamientos mas profundos, creando falsas expectativas alrededor de hechos transcendentales para la sociedad, sirviendo de instrumentos para afianzar diferentes fuerzas, acelerando procesos que sin su influencia serian lentos e históricos, pero sobre todo abusando de los privilegios que les confieren las leyes y la sociedad, igualando e irrespetando personas, poderes e instituciones de las mas altas jerarquías a nivel social e institucional.

Personas e instituciones que han logrado en base al esfuerzo, a la buena labor y proceder a su dedicación destacarse y ganar el respeto general, personas e instituciones con credibilidad, con trayectoria, en su gran mayoría dignos del lugar que ocupan por reconocimiento del pueblo y de los sistemas políticos y sociales, pero que en unos pocos minutos o con una muy pequeña y certera información dependiendo de su actitud y de su apreciación personal un periodista puede afectarle parcialmente o destruirle totalmente, haciendo mal uso de sus privilegios constitucionales, o por si esto fuera insuficiente, gracias al respaldo de algún medio importante los periodistas pueden ensañarse con la victima señalada tanto como lo deseen sin que exista poder humano que controle o regule su accionar porque estaría coartando el derecho fundamental de la libertad de expresión.

Muchos periodistas abusan de su derecho a la libertad de expresión, muchos de ellos se atribuyen funciones que no les corresponden: juzgan y condenan, deshonran y difaman, incitan y promueven o en otros casos y en otra dirección: engrandecen, justifican promocionan ideas y hechos que bajo su criterio deben imponerse, siendo poseedores de las mas fuertes herramientas para llegar a la consciencia de las personas de manera masiva influyendo directamente en el pensamiento y en las decisiones de la sociedad.
Si cada periodista o medio de comunicación se dedicara libremente y sin restricciones a expresar y promover sus puntos de vista personales y sus inclinaciones con respecto a los hechos que involucran a la sociedad, y además tuviesen la libertad absoluta de respaldar e incentivar acciones y cambios, entonces se perdería el control de la sociedad por parte de las instituciones y organizaciones sociales, morales y políticas.
El mundo se vería envuelto en un caos a causa de las diferencias entre unos y otros alentados por distintas fuerzas y tendencias, que gracias al poder económico podrían ejercer el control manipulando a estos elementos sociales tan importantes.

Muy preocupante la accion de la Policía en Bogotá


Gracias a los medios de comunicación, los ciudadanos de Bogotá, de Colombia y del mundo hemos podido enterarnos de acontecimientos graves que afectan la seguridad y la tranquilidad de la sociedad, en los cuales está involucrada directamente la Policía Nacional.
Este es un tema supremamente extenso y que requiere de toda nuestra atención, especialmente para quienes vivimos en Bogotá pero también ha de interesar a quienes visitan la ciudad en calidad de turistas o por motivo de negocios, mas cuando se trata un tema tan transcendental como lo es la seguridad y la tranquilidad que ofrece la ciudad a las personas para que puedan habitarla y desarrollar las diferentes actividades de la vida cotidiana.

En un articulo anterior hice referencia a la ineficacia de la Policía Nacional en la ciudad de Bogota a causa del comportamiento de muchos, pero muchos de sus integrantes que actúan de manera irresponsable permitiendo el desbordamiento de múltiples factores de violencia e inseguridad, a falta de una actitud seria, comprometida con sus funciones y de valores éticos en el desempeño de su trabajo.
Hoy me motivan a escribir este artículo dos situaciones latentes que afectan a la ciudadanía y la convierten en un objetivo vulnerable ante los comportamientos delictivos y la inoperancia de la ley.
Es bueno aclarar que a nivel institucional la policía ejecuta acciones importantes no solo en Bogota sino también en todo el país y que teóricamente su primordial objetivo es la protección de la vida, la integridad y los bienes de las personas y mantener un ambiente de total seguridad en todos los aspectos; podemos destacar positivamente muchas de sus acciones, entre ellas y tal vez la mas reciente es la aplicación de una norma consistente en la implantación del toque de queda para los menores de edad, que rige a partir de las diez de la noche hasta las cinco de la mañana con el objetivo primordial de disminuir entre los niños y adolescentes en consumo de alcohol y drogas, y al mismo tiempo protegerlos y disminuir la violencia y la delincuencia. No podemos negar que esta medida es positiva tanto para los protagonistas directos como para sus padres y la ciudadanía en general.
Pero yo quiero resaltar en cambio y a contra del accionar de la institución, un gravísimo problema que acosa en este momento a la ciudad, a las victimas y a quienes nos preocupamos por el general de las personas.
En un céntrico y reconocido barrio de Bogota llamado La Macarena, muy frecuentado por turistas y locales, sus habitantes y visitantes que entre otras cosas son un gran numero de estudiantes universitarios, se encuentran aterrorizados por causa de un delito atroz y repulsivo que un individuo viene cometiendo de manera frecuente hace aproximadamente 8 meses, atacando mujeres y violándolas.
El caso es bastante preocupante, periódicamente el criminal ataca accediendo carnal y violentamente a las damas amenazándolas con arma blanca y afectándolas física y psicológicamente de una manera atroz, hasta el momento lleva siete victimas, la mas reciente en el mes de Enero de este año, en mi concepto esta es una situación de total alerta de máxima prioridad para las autoridades y para las ciudadanía.
El modus operandi es elemental nada especial, las aborda, las amenaza y aterroriza y las lleva a un lugar solitario en donde pueda abusarlas, además actúa solo sin la ayuda de mas bribones. Paradójicamente en este barrio hay una gran estación de policía, por allí también hay muchos restaurantes y bares, sedes universitarias cercanas, tránsito de vehículos, es un sector bastante habitado, en fin podría considerársele como una zona segura pero no lo es.
Es muy inquietante ver como muchas personas asumen una actitud de indiferencia y casi de tolerancia ante estos hechos, a muchos no parece interesarles o impactarles esta situación porque a ellos no les toca directamente, no son ellos los violados, o sus hijas, o sus sobrinas, o su querida madrecita, simplemente una mujer más violada. Lógico que también existen muchas personas que si se interesan, además de instituciones creadas para ayudar y apoyar a las victimas de este cruel ataque, pero a quien mas debería preocuparle es a la institución encargada de la seguridad y la protección de los ciudadanos a la Policía Nacional.
Yo quiero elevar mi protesta y exigir a esta institución que cumpla cabalmente con sus deberes, es inaceptable que durante tanto tiempo y con tanta facilidad pueda operar este delincuente causando inmenso daño sin que se dé una respuesta positiva por parte de las autoridades, no lo han capturado y castigado pero tampoco han sido capaces de prevenir nuevos ataques.


La policía cuenta con miles de hombres uniformados y civiles (agentes secretos), armamento, vehículos, equipos, cuenta con el apoyo de un grupo pasivo de personas que les brindan información de manera anónima (aquí se les llama sapos), y además un gran grupo de ciudadanos dolidos y asustados que buscan una solución inmediata a esta amenaza.
La policía esta pecando en este caso por omisión, por inoperancia, por desinterés, por irresponsabilidad en el cumplimiento de sus tareas; en estos días un programa televisivo “Séptimo día” resalto esta situación en una de sus emisiones, demostró por medio de una actuación periodística y con la ayuda de una cámara escondida, en la cual una señorita acudió a diferentes sitios de la policía y de otra autoridad (Fiscalía) a buscar ayuda y a elevar una denuncia por violación, pudimos comprobar de manera evidente el desinterés, la desatención, la falta de respeto y de compromiso por parte de las autoridades ante estos casos concretos(violación, acceso carnal, abuso sexual) en donde las pobres victimas no reciben ningún apoyo, mas bien en algunos casos se sienten discriminadas y estigmatizadas, y en algunos otros pueden llegar a ser victimas de amenazas por parte de sus agresores ante la posible denuncia de los hechos y aprovechándose de la inoperancia e indeferencia de los organismos de seguridad; lo que causa lógicamente que muchas de las victimas de estos delitos decidan no denunciar y por consiguiente dichas acciones queden en la impunidad y sus actores no sientan ningún temor para seguir haciéndolo.
Nada es fácil en la vida, ningún trabajo o acción lo es, pero si se actúa con ética y con responsabilidad, con un poco de humanidad y dignidad pueden asegurarse mejores resultados que cuando únicamente nos mueven los intereses personales y económicos.
El otro caso puntual que conmueve a la ciudadanía en estos momentos, es el del abuso cometido por parte de unos agentes de policía en una estación de la localidad Rafael Uribe Uribe al sur de la ciudad, en el cual los individuos comprometidos en este comportamiento criminal(4 policías), rociaron con gasolina a dos adolescentes de 14 y 15 años de edad, a quienes habían retenido por infringir la ley de toque de queda para menores de edad, sin que existiera otro tipo de acusaciones en contra de ellos que los catalogue como delincuentes o criminales(aunque esto tampoco justificaría esta acción) y además retenidos ilegalmente en ese lugar rompiendo el protocolo y los parámetros policiales, fueron esposados y les prendieron fuego causándoles múltiples quemaduras, afortunadamente no hasta la muerte, parece que se trataba solo de una divertida y personal forma de justicia por parte de los uniformados.
Ante estos hechos se destaca no solo la actitud irresponsable sino también criminal y delictiva por parte de los individuos que actúan como representantes encargados de la ley y la justicia, que cuentan con el respeto y el apoyo del estado y de los ciudadanos y que tienen todos los elementos para imponerse ante una sociedad civil vulnerable.
Lo mas vergonzoso son las primeras impresiones por parte de los superiores de la institución, además de las acciones tomadas al respecto, pues hasta el momento los agentes comprometidos solo han sido destituidos de sus cargos sin que se tome ninguna acción judicial en su contra, a pesar de la claridad de su comportamiento delictivo, sin justificación de ninguna índole y con todas las pruebas, pues los hechos hablan pos si solos, los muchachos presentan múltiples quemaduras y se ratifican en sus testimonios señalando claramente la actitud dolosa de estos señores .
El General Rodolfo Palomino comandante de la policía metropolitana, señala y critica “duramente” este comportamiento por parte de los policías que afectan el buen nombre de la institución y van en contra de la moral de la misma, esta es otra de tantas situaciones en las que unos pocos casos aislados la comprometen.
Lo que yo creo, es que ya esta suficiente de tanta impunidad, de tanto abuso, de ese desequilibrio entre una sociedad civil y unos grupos e instituciones armadas y dotadas con elementos legales que utilizan para someter y aprovechar a los más vulnerables.
Aquellos que verdaderamente defienden con tanto ahínco a sus instituciones, que creen ellas y en sus objetivos, que las enaltecen y exigen para ellas el respeto, agradecimiento y valoración por parte de la ciudadanía, deben comprometerse seriamente a depurarlas, a reformarlas, a disciplinar y a concientizar a sus integrantes sobre sus funciones, sus limites y sus responsabilidades ante la sociedad; deben seleccionar a sus componentes de una manera estricta y transparente para no permitir la vinculación de elementos malsanos que verdaderamente interfieren con el trabajo valioso y digno que si quieren realizar personas con vocación de servicio, con valores humanos y que además respetan la ley.
La policía debe estar conformada por personas que crean en la justicia, personas con pensamientos razonables, con sentimientos, con respeto por el orden y la verdad; no personas sin honor, egoístas, seres elementales que solo buscan satisfacer sus necesidades inmediatas y que actúan únicamente movidos por sus intereses personales.