Follow by Email

viernes, 9 de noviembre de 2012

¿ARTE O AMOR?


Trato de buscar a la inspiración
para satisfacer mi alma,
expresando lo que siento
y de la manera en que puedo hacerlo.

Acaricio con afán una guitarra
explorando sus notas,
sujetándola ansioso
como exigiéndole una respuesta.

Baño en mágicas pinturas un lienzo
liberando en él mi inquietud,
intentando recoger mis recuerdos,
pretendiendo plasmar mi ansiedad.

O simplemente sueño
aferrado a mi pluma,
perdido en un escenario blanco y vacío
que me invita a  hacerme presente.

Y aunque las ideas vienen a mí
en veloz carrera, rememorando mi vida;
prefieren enloquecerme, antes que dejarse atrapar
por mi consciencia.

Solo puedo dejar que mi corazón tiemble de emoción,
que mi mente vuele libre en sueños
y que mi piel arda de pasión;
cautivo del amor y de la esencia de la mujer.

¿AÚN ME AMA?


No se si ella me ama o me odia,
o si aún no lo ha decidido.
Es tan distante y fría…
Quisiera explorar el interior de su corazón.

En ocasiones surgen sus alegorías
que parecen venir del cielo,
son cánticos de esperanza e ilusión;
profesa su amor en silencio.

Pero otras veces…
Derrama gota a gota su tristeza  
y arroja implacable su veneno;
se hace invisible al amor.

Intenta mostrarse segura,
cubriéndose con una fina vestidura
de aparente  felicidad,
bordada en oropel.

Sonríe y hace alabanzas al creador,
diciéndose afortunada.
Y continúa sola su camino,
embebida en la soberbia.

Ella es un ser de luz y de amor.
Frágil y hermosa como la esencia femenina,
sensible hasta el tuétano,
más apasionada que la misma afrodita.

Virtuosa mujer del bien,
radiante y majestuosa como el sol.
Tiene la gracia que enloquece al macho
y la sensualidad que cautiva al poeta.

Imagino su sabor dulce y adictivo,
su aroma erótico y alucinante,
la deliciosa humedad de su intimidad
y el fuego eterno de su deseo.

Que más quisiera yo, que estar entre sus brazos amándola.
Conquistar su alma enamorada
y hacerla feliz;
pecar sin final con ella en el paraíso.