Follow by Email

miércoles, 17 de abril de 2013

“Calma mi sed”


Tengo sed, sed tu boca
y de tu aroma.
De sentir en mi ser
la tibieza de tu piel.

De abrazar tembloroso
tu trémulo cuerpo,
en la frenética danza
de la dulce pasión.

Quiero aprender a amarte
y a esclavizarte como tuyo soy,
para que disfrutes del placer infinito
que yo siento en tu amor.

Jamás podré dejar tu paraíso,
ni siquiera con la muerte,
pues en ti he muerto
una y mil veces.

Pretendo que sea infinito,
que nada calme mi sed;
y así beber de tu manantial
sin cesar.

Y adueñarme de ti
en la lascivia,
en lúdico romance,
en condenada dependencia.

Y experimentar como un niño
en el sabor de tus lágrimas,
en la humedad de tu intimidad,
en el poder de tu libertad.

martes, 9 de abril de 2013

“Déjame amarte”


Me gusta amarte
porque así lo deseas,
tu placer
se adueña de mi corazón.

El fuego de tu mirada
y el húmedo aroma de tu piel,
enriquecen
mis ansias de poseerte.

Amo llevarte a la cumbre,
deslizándome entre tu lujuria
y aprovechándome
de tu confusión.

Más no puedo descifrar
el origen de mi poder sobre ti;
pero disfruto sin cesar
de tu entrega.

Sin duda eres la dueña
de todo mi espacio,
la reina absoluta
de mi ser.

El aire que respiro
me sabe a ti,
mis fuerzas se desvanecen
en tu regazo.

La música de tus jadeos
me envuelve
en el más loco e incomparable
frenesí.

El lenguaje de tu cuerpo
anula mi voluntad,
haciéndome perder  
en la fascinación.

Y tu espíritu
sensible y poderoso
me toma de la mano
llevándome por el camino,

aquel que no puedo
ni quiero entender.
Es imperiosa mi necesidad de ti,
Solo déjame amarte.