Follow by Email

domingo, 1 de mayo de 2016

Doctrinas de espanto...

Brilla el recuerdo
ante las oscuras mentiras
y el sucio proceder humano,
que enmascara la historia.

En medio de viles falsedades,
doctrinas amañadas
y cobarde complicidad,
la verdad intenta surgir…

El olor nauseabundo
de los cuerpos descompuestos
y la sangre derramada
se transforman.

El llanto aterrador de los niños,
su orfandad,
y la soledad de las viudas
se dispersan…

Y las conductas atroces
enmarañadas de codicia,
injusticia y desamor,
se camuflan en la impunidad.

Pero el dolor de muchas almas
continúa latente,
haciéndose presente
con la caída de nuevos mártires.

“La esencia humana
repele tanto odio;
la bondad del espíritu,
no es invisible”

Ni siquiera la absurda felicidad
que provee la riqueza
logra ocultar el miedo
de las consciencias retorcidas.

Tal vez, algunos ejecutores
de la maldad
hayan pagado caro
por sus acciones…

Quizás aún sus herederos
sufran el dolor
de la absurda
barbarie.

Y el pensamiento malsano
de los implacables
creadores
del infierno humano,

trascienda, débil
y asustadizo,
entre generaciones
vulnerables.

Pero la testaruda verdad
querrá hacerse presente;
ante ella, siempre
el recuerdo.

Y el principio de equilibrio
traerá paz y más dolor.
Y el espíritu humano, único,
se aferrará eternamente al amor.

                                                                                                      

No hay comentarios:

Publicar un comentario

Me gustaría conocer sus opiniones.