Follow by Email

domingo, 27 de junio de 2010

EL GOBIERNO DE JUAN MANUEL SANTOS



EL GOBIERNO DE JUAN MANUEL SANTOS
Tal vez en muchos años no se habían presentado tantas expectativas en las elecciones presidenciales, como en las celebradas el  20 de junio del presente año para definir en segunda vuelta quien sería nuestro futuro presidente de Colombia.
A pesar de que en la primera vuelta, con la participación de varios candidatos representando a los diferentes grupos políticos, se notaron las preferencias de los Colombianos por el candidato Juan Manuel Santos, se crearon muchas expectativas con respecto al candidato del partido verde el profesor Antanas Mockus.  Pero en la contienda final se demostró la superioridad en número de los seguidores del partido Uribista y de su candidato que hoy es el elegido para gobernar dentro de los próximos cuatro años.
A pesar de que hubo una marcada abstención las cifras fueron contundentes el Dr. Santos casi triplicó la votación del profesor Mockus, lo que garantiza una total victoria que  solo demuestra la legitimidad del ganador en un ambiente totalmente democrático, enmarcado en deseos positivos y confianza con el gobierno entrante y en agradecimiento y reconocimiento hacia el gobierno que termina.
El señor Mockus fue un competidor digno, además cabe resaltar que contó con el apoyo de un gran número de personas que aunque  no fueron las suficientes para ganar, se constituyen en un gran bloque de ciudadanos que desean cambios en la política, que creen en la educación, que valoran la honorabilidad de su candidato y que se identifican con todas sus  ideas y  sus propuestas.  
Personalmente creo que Mockus es un hombre de muchas virtudes como hombre y especialmente como educador, incluso pienso que debería ser nombrado en el ministerio de educación para encargarse durante por lo menos veinte años de este tema; pero le hace falta más conocimiento sobre temas : legales, sobre comercio, administración, talento humano, economía, política nacional e internacional, leyes, etc.  Él no está preparado para para asumir una responsabilidad tan exigente como la presidencia de un  país y mucho menos como el nuestro que aún tiene tantos problemas.
Por otra parte Colombia ha vivido un cambio político desde hace ocho años con la llegada del Dr. Álvaro Uribe Vélez a la presidencia, su gobierno ha marcado la historia de la política Colombiana. A partir del momento en que el inicio su mandato ha comenzado una transición hacia una política diferente en donde se dió por terminado el pacto tradicional de los partidos políticos bajo  el cual en un alternado uso del poder, el país era objeto de vejación, abuso, abandono, explotación y descuido total, porque los intereses estaban centrados  en el beneficio de algunos individuos y de pequeñas comunidades.
De ahí deriva la proliferación de tantos fenómenos políticos, sociales y culturales que solo le hacen mal al país y a sus nacionales. La falta de control en el orden público por parte de las instituciones del estado, la burocracia salvaje, la pobre cobertura por parte del estado en cuanto a educación y a salud, la inseguridad total en todas las zonas del país, la corrupción dentro de las instituciones privadas y del estado, etc. Pero sobre todo lo peor, la aceptación y tolerancia hacia estas conductas por parte de cada uno de los Colombianos, en un proceso de degradación de la consciencia, en donde cada uno lucha únicamente por lo suyo sin importarle absolutamente la sociedad ni el futuro del país.
Gracias a esos malos gobiernos se establecieron y crecieron fenómenos como el narcotráfico y peor aun las guerrillas. Que inicialmente se presentaron como grupos beligerantes con intereses  sociales e ideas maravillosas de igualdad y de equidad, para después convertirse en el más grave flagelo que pueda tener la nación, mientras que la sociedad Colombiana  en el afán de sobrevivir o de enriquecerse lo acepta y hasta lo apoya, olvidándose  de los principios y valores que fortalecen a una sociedad.
Aquí por ejemplo no se delata al delincuente, al infractor  por convicción o por honestidad, aquí se sapea  por dinero o por envidia.
En nuestro país se acepta la muerte como algo muy común mientras no esté cerca de nosotros.
Aquí se valora y se respeta más a un individuo adinerado que al culto, al honorable,  al trabajador.
Aquí todo el mundo tiene precio, se compra la vida, la libertad, las conciencias, se negocia la ley, la seguridad, los derechos, etc.
Aún sigue siendo así, esto no ha terminado. Pero eso es lo que ha querido cambiar el Dr. Uribe durante su mandato.  Él ha  querido concientizar a los ciudadanos a través de sus acciones valientes, radicales y transparentes de que debemos retomar el camino de la legalidad, creer en las instituciones y en las leyes, unirnos alrededor de los líderes que nosotros mismos elegimos, exigirles trabajo y honestidad.
El presidente Uribe llego a poner orden, a controlar las malas acciones, a sancionar a los infractores, a destapar ollas podridas, a judicializar y desenmascarar a los criminales, a combatir esas malas influencias de conciencia entre los ciudadanos, a atacar de frente y sin tregua a los enemigos de la nación y a tratar de poner en orden la estructura política y económica del país.
Pero aquellos que se beneficiaban del caos y de la corrupción, como dice el refrán: “en rio revuelto ganancia de pescadores”. Se sienten agredidos, vulnerados y desplazados por sus acciones.
Es por eso que gran parte de personas y grupos atacan y rechazan la llegada de un líder que pretende cambiar un país que ha funcionado durante muchos años de manera anómala, y en el que todos aquellos que estaban en la rosca se sentían satisfechos y amañados desde sus posiciones de parásitos desgastando al país y  sus recursos.
Por eso surgió el partido político de la U que no es más que el consenso de todos los grupos políticos y de personas de todas las clases sociales en busca de cambios positivos para el país y que reconocen en el Dr. Uribe a un líder honesto, fuerte y gallardo, capaz de enfrentar a tantos y tan peligrosos enemigos que amenazan a la nación.
Definitivamente el lo ha logrado, el ha sembrado la semilla del cambio, el es quien ha liderado a través de la legalidad y la institucionalidad, de políticas claras , transparentes y valerosas, ha enfrentado a todos los enemigos del pueblo Colombiano haciendo revivir el patriotismo y despertando el deseo de cambiar para mejorar.

El Dr. Juan Manuel Santos a quien hemos elegido como presidente es  un  seguidor leal y convencido de esas mismas ideas, entre sus  intereses se destaca el deseo de  acabar con los enemigos de país, de reorganizar las estructuras administrativas, económicas, sociales y culturales de Colombia renovando, cambiando y combatiendo todo lo ilegal.
El Dr. Santos es un hombre honorable, educado, y con valor para proseguir esa lucha que el Dr. Uribe inició en contra de los “malos” de los “descarriados”, de los enemigos del pueblo.
Por otra parte, siempre habrá oposición y eso está muy bien, eso es lo que necesita la democracia , lo importante es que esa oposición proponga, aporte, reclame, que trabaje en dirección al bienestar del país y de sus nacionales, que no se convierta en un enemigo del estado torpedeando cada una de las acciones legítimas del  gobierno, desacreditando a su propio país, respaldando  a sus enemigos y utilizando toda clase de herramientas en constante sabotaje; aprovechando sus privilegiados puestos en el congreso, en los medios de comunicación, en las cortes, dentro de los estamentos culturales, económicos y sociales, etc.
Yo les pido a los Colombianos que cambiemos la actitud pasiva y polarizada por una actitud positiva de cooperación, de autoestima, de productividad, de éxito. Trabajemos todos juntos, hagamos uso de nuestros derechos democráticos, no esperemos a que nos gobiernen sin tratar de participar.
Se supone que dentro de una democracia todos tenemos derechos y participación, desafortunadamente es muy difícil intervenir desde nuestra posición de simples ciudadanos para ser escuchados y atendidos en las cámaras del congreso, los medios de comunicación aunque pregonan total imparcialidad son totalmente manipulados por las diferentes fuerzas económicas por lo tanto tampoco nos son útiles, los mecanismos  de protesta como marchas y manifestaciones no son lo suficientemente contundentes para lograr algo y por el contrario sirven como plataforma utilizada por individuos con otros fines diferentes a los de reclamar democráticamente.
Por eso quiero recordarles como algunos ciudadanos a través de los medios virtuales exactamente la comunidad de Facebook, lograron convocar una marcha multitudinaria no solo en el país sino en todo el mundo para protestar contra las Farc. Para ello no necesitaron palancas, ni lagartos, ni sobornos, ni intereses económicos.
Para ello utilizaron el medio disponible y la verdad es que fuimos muchos los Colombianos que los respaldamos y seguiríamos haciéndolo si fuese necesario porque nos une un sentimiento de verdad, de cooperación, de justicia, de equidad, de solidaridad.
En fin lo que propongo es que a través de este medio Facebook, hagamos un seguimiento total y permanente al gobierno del Dr., Santos con qué fin?
Desde nuestra posición, con un inmenso grupo conformado por todo tipo de personas que participemos activamente apoyando la gestión del presidente y de sus colaboradores siempre y cuando sus acciones merezcan reconocimiento.
Haciendo crítica constructiva al respecto de las diferentes actividades del gobierno.
Denunciando atropellos, abusos, anomalías y acciones reprochables y exigiendo la intervención del  estado en la búsqueda de soluciones.
Compartiendo   ideas de las cuales muchas no solo podrían ser atendidas y aplicadas por el ejecutivo sino también por  el legislativo  y el poder judicial, porque la idea es que seamos escuchados por todos los poderes.
Fiscalizando la acción de gobierno y de las instituciones.
Exigiendo el cumplimiento de los planes  de gobierno planteados.
Les aseguro que aunque confió plenamente en la honorabilidad y en las capacidades del Dr. Santos, de esta manera ayudaríamos a obtener mejores resultados en su gestión.
En Facebook existen muchos grupos creados que podrían servir como plataforma  para este fin, o incluso pueden crearse otros.
Yo creé un grupo que se llama EL GOBIERNO DE JUAN MANUEL SANTOS  desde antes de las elecciones porque estaba totalmente seguro de que el seria nuestro presidente.
Los invito a unirse al grupo y a participar  activamente, les aseguro que no se van a arrepentir y por el contrario van a sentirse orgullosos de hacer algo por la democracia y por nuestra nación.
Por favor no seamos pasivos tenemos el derecho y el deber de hacerlo.